domingo, 7 de septiembre de 2014

Las compras de verano en Bonsái Pavía

     Este verano, con motivo de las vacaciones me acerqué a la costa mediterránea, teniendo cerca Bonsái Pavía y algunas cosas pendientes por comprar, decidí pasarme para hacer algunas compras de verano.

Crédito: www.bonsaipavia.es
     He de decir que los que andaban por las instalaciones de Bonsái Pavía era gente muy agradable y con la que podemos mantener una conversación más que fluida así como de disfrutar de los preciosísimos ejemplares que podemos observar y con los que salivaremos, os lo aseguro. Por sacar alguna pega, se encuentra un poco mal situado y sobre todo mal señalizado ya que me costo un poco encontrarlo así como entrar ya que, gracias a que conseguí ver desde fuera algunos ejemplares y macetas conseguí distinguirlo como Bonsái Pavía en lugar de una almacén normal y corriente, se agradecería un gran cartel que anuncié su nombre.

     Como siempre en estos casos, llegamos con unas cosas fijas para comprar y nos acabamos llevando otras tantas, en mi caso el llevar poco dinero en efectivo y que el datáfono del recinto estuviese estropeado me frenaron un poco a la hora de comprar cosas, porque me quede con ganas de adquirir más cosas en ese gran almacén, pero bueno, aquí os presento mis últimas compras.

Saco de Kiryuzuna de 18L.

Cedazos de aluminio con varias tramas (30 cm de diámetro).

Macetillas tiradas de precio para futuras ideas.



Abono Kioryoku Tamahi de 500gr de grano medio.
     Lo cierto es que me quede con ganas de llevarme muchas más cosas, pero no solo eso, ojalá pueda pasarme de nuevo por allí para devolverles el favor que me hicieron. Muchas gracias de nuevo. A todo el que no se halla pasado y tenga Bonsái Pavía más o menos cerca, que no lo dude y se acerque porque, se lo puedo asegurar, no se arrepentirá.

miércoles, 2 de julio de 2014

Mi nuevo Kit "Bonsai Zero Ginkgo Biloba"

Logo del Kit Bonsai Zero Ginkgo Biloba.
Crédito: escueladebonsaionline.com/tienda
     Vuelvo con otro artículo sobre "Bonsai Zero", la maravillosa iniciativa de David Cortizas (más información en el artículo de este mismo blog Yo me sumo al fenómeno "Bonsai Zero"). Me resulta inevitable caer rendido a sus pies y más aun teniendo en cuenta que se trata , nada más y nada menos, que del maravilloso Ginkgo Biloba, el árbol eterno. Es por eso que llevo esperando mucho tiempo, desde que oí por primera vez que saldría un Kit Bonsai Zero Ginkgo Biloba", y en cuanto supe que estaba fuí corriendo al ordenador  a hacer mi pedido y hoy mismo, hace no mucho, ha llegado mi ansiado y amado "Kit Bonsai Zero Ginkgo Biloba", el cual lleva: colador, 4 bolas de abono Kioryoku, sustrato compuesto por 70% akadama y 30% kiryuzuna y como no, nuestro Ginkgo Biloba. Destacar que en esta ocasión el Kit no incluye alambre porque el Ginkgo Biloba no se alambra.

     Desde el primer momento que descubrí a David Cortizas (gracias a su canal de Youtube) y por lo tanto descubrí "Bonsai Zero", lo único que puedo hacer es darle las gracias y sumarme a sus iniciativas. Destacar que David Cortizas no me paga, ni nada por el estilo, para publicitarle, pero si alguien es bueno y con ideas tan interesantes e innovadoras como es "Bonsai Zero", la gente habla bien de él y de sus productos, y la idea de partir de un bonsai comercial, con la ayuda de sus vídeos y la ayuda de todos las demás personas que se suman a él, para conseguir un buen bonsai, se lleva la palma. Es por eso que con iniciativas como esta David Cortizas tiene todo mi apoyo, es por eso que intento estar al día de todas las novedades de su tienda, teniendo en cuenta que la mayoría de los productos tienen un precio más que asequible, y de su canal de Youtube.

Llegada de mi "Bonsai Zero Ginkgo Biloba"

     Lo cierto es que tampoco hay ninguna sorpresa cuando llega el paquete a casa, ya que gracias sus vídeos, en concreto Bonsai Zero GINKGO BILOBA, sabemos de antemano que viene en su interior y como viene, pero lo que nadie puede quitar son las ganas de tenerlo en nuestras casas.

Kit "Bonsai Zero Ginkgo Biloba"
Nuestro Ginkgo Biloba fuera de su envoltorio.
Raíces protegidas con un papel absorbente muy húmedo.
     David se toma la molestia de enviárnoslo sin hojas, provocando así una parada en el crecimiento del árbol, para que cuando lo tengamos ya trasplantado y ubicado, brote por primera vez prácticamente aclimatado al 100% a su nuevo clima.
Ápice de nuestro Ginkgo Biloba
    El procedimiento para el trasplante es el mismo de siempre. Comenzamos tamizando el sustrato para eliminar la mayor cantidad de polvo posible. Cuando creamos que el sustrato ya está bien tamizado, comenzamos a rellenar el colador con el sustrato y cuando hallamos rellenado más o menos la mitad procederemos a colocar nuestro Ginkgo Biloba, pero antes de ello debemos eliminar una pequeña raíz pivotante que traen (en algunos casos será más grande que en otros), ya que sino esta raíz acabará dando vueltas por el fondo de la maceta sin aportar nada a nuestro árbol y ocupando parte del sustrato a otras raíces que si nos benefician.
Sustrato tamizado junto con su colador medio lleno de sustrato.
Raíces del Ginkgo Biloba y su "pequeña" raíz pivotante.
Eliminamos sin miedo la raíz pivotante,
las demás las iremos podando y formando más adelante.
     Una vez que hallamos eliminado dicha raíz, colocaremos nuestro Ginkgo Biloba un poco inclinado, consiguiendo de esta manera una mayor sujeción al sustrato ya que, en este caso, nuestro arbolito no se encuentra anclado a nada y así conseguimos minimizar cualquier tipo de movimiento que pueda romper las finas y frágiles raíces nuevas que vayan saliendo poco a poco.
Nuestro "Bonsai Zero Ginkgo Biloba" trasplantado.
Ligera inclinación para darle movimiento.
     Por último, cuando hallamos colocado el árbol y comprobemos que está bien sujeto y que no se nos cae procederemos a regarlo abundantemente. Hay que recordar que como el sustrato no ha sido utilizado y por mucho que lo tamicemos siempre traerá polvo, por eso regaremos hasta que el agua salga abundantemente y LIMPIA. Al principio el agua saldrá muy sucia, debido a los restos de polvo mencionados anteriormente, es por eso que debemos seguir echando agua hasta que salga trasparente o lo más limpia posible.
"Bonsai Zero Ginkgo Biloba"
(menor inclinación que en un principio)  regado y ubicado.
     Con esto ya tendremos terminado el primer trabajo de nuestro Ginkgo Biloba y solo toca esperar a que empiece a brotar. Hay que mencionar que el Ginkgo Biloba es de crecimiento lento, y como todo en el bonsai, requiere mucha paciencia. Os invito a todos a comenzar esta hermosa iniciativa, porque merece la pena, de verdad, y cuando tengáis vuestro "Bonsai Zero" darlo a conocer en los comentarios, ya que todos nosotros nos podemos ayudar a conseguir un buen bonsai partiendo de un asequible "Bonsai Zero". Por lo demás no dudéis en comentar, dar a conocer vuestra opinión, críticas, sugerencias y demás, todo comentario será agradecido.

domingo, 15 de junio de 2014

Yo me sumo al fenómeno "Bonsai Zero"

     Pese a que el escaso tiempo que dispongo lo tengo que repartir entre estudios y otras tantas actividades, sigo aquí y como muestra os traigo un artículo sobre "Bonsai Zero".

     "Bonsai Zero" es una especie de actividad propuesta por David Cortizas, un amante del bonsai, especialmente de los ficus, que después de dar muchas vueltas por este mundo, con la intención de aprender más de los que más saben, continuo su formación en el mundo del bonsai en la Escuela Internacional de Bonsai "Taisho En", en Shizuoka, Japón. A su vuelta decidió crear su propia empresa dedicada al mundo del bonsai "Escuela de Bonsai Online", con cursos, venta de materiales y arboles, etc. Aunque lo que ha catapultado a David Cortizas a ser más conocido es sin duda alguna, su canal de vídeos de Youtube "David Cortizas" en los que él de manera gratuita, nos enseña sus conocimientos, consejos y demás trucos aprendidos en Japón, todo esto en el apartado "Escuela de Bonsai Online", nos hace disfrutar con su pasión por los estanques Koi y con el apartado que tocamos en este artículo, "Bonsai Zero".

Imagen d"Escuela de Bonsai Online"
     David Cortizas afirma que para tener un buen bonsai, como muchos de los que él mismo tiene, lo único que necesita es tiempo y trabajo, ya que no existe ningún bonsai feo, simplemente, está falto de trabajo. Es por esto que creo la iniciativa "Bonsai Zero". "Bonsai Zero"consiste en conseguir un precioso bonsai partiendo de la base del clásico bonsai comercial, es por eso que, a día de hoy, en su tienda se encuentran "Kit Bonsai Zero Olmo", "Kit Bonsai Zero Ficus" y "Kit Bonsai Zero Pino". Estos kits incluyen el famoso sustrato de "pata negra" que aconseja David Cortizas siempre, 70% Akadama y 30%Kiruyzuna, 4 bolas de abono (estás pueden ser Kioryoku o Hanagokoro, depende de cuando se efectúe la compra), alambre para modelar y anclar el árbol a la maceta y, lógicamente el árbol del que hemos adquirido el kits, por un precio realmente asequible. Con la intención de conseguir una evolución más rápida, creo unos kits diferentes añadiéndole la famosísima técnica de engorde de cultivo en coladores, estos packs "Kit Bonsai Zero Olmo Special", "Kit Bonsai Zero Ficus Special" y "Kit Bonsai Zero Pino" (este último solo se encuentra con la técnica de cultivo en coladores), estos kits incluyen lo mismo que el anterior solo que se le añade un colador rectangular y alambre para la formación del árbol.

     Por esto os invito a visitar la tienda de David Cortizas para que disfrutéis de otras tantas ofertas realmente suculentas y que siempre se agradece encontrar cosas de calidad por precio baratos, así como disfrutar de sus vídeos en su canal "David Cortizas", porque son consejos y enseñanzas gratuitas de un experto, en tu propia casa.

Mi "Bonsai Zero"

     Con la intención de formar parte de esta interesante iniciativa, en cuanto tuve el dinero suficiente me hice con mi "Kit Bonsai Zero Ficus Special" y seguí los consejos que David Cortizas daba en su canal.

"Kit Bonsai Zero Ficus Special"
Ficus Tiger Bark recién sacado de la caja.
Bolsa de sustrato (70% Akadama + 30% Kiryuzuna), colador, alambre y abono Kioryoku.
     Después de esperar dos semanas para que el árbol se aclimatase, tocaba trasplantarlo a su colador correspondiente, por lo que tocaba tamizar el sustrato, colocar como se pueda los alambres para el anclaje ya que sino el árbol queda muy suelto y al comenzar a emitir nuevas raíces, el más mínimo movimiento rompería estas tiernas raicillas.

Sustrato tamizado.
Colador con alambre para el anclaje
Base de sustrato sobre la que se colocará el arbolito.
     Procedemos a sacar el arbolito de su antigua maceta y quitarle ese mortífero sustrato. En este caso las raíces que traía eran escasas y la mitad de la maceta era solamente "tierra".

Limpiando y peinando las raíces para eliminar todo el sustrato anterior.
     Una vez que las raíces están bien limpiar, pasamos a eliminar las raíces que no nos interesan, que no nos gustan o que pueden complicar un buen nebari. En mi caso, la parte del nebari no podía tener mucho movimiento ya que la cantidad de raíces que traía era realmente escasa, por otro lado, la raíz aérea que venía con el árbol no me convencía así que decidí eliminarla, al igual que otra raíz gorda que salía de la zona media del tronco del pequeño ficus. Esta raíz, desgraciadamente, se me olvido fotografiarla, pero si se aprecia la herida producida en su eliminación y para su correcta cicatrización. Destacar que, a lo mejor debido al cambio de temperatura de Cádiz al País Vasco, el árbol se encontraba muy tranquilo y no hubo casi segregación del latex característico de los ficus.

Herida dejada por la eliminación de una raíz gruesa y posterior vaciado para mejorar la cicatrización.
Frente del Ficus colocado y anclado.
Nebari del Ficus.
     Por último, debido a la escasa cantidad de raíces que traía y tras eliminar algunas que podrían ser "importantes" decidí que sería correcto defoliar el árbol entero. A día de hoy hay algunos brotes que se han ennegrecido, esperemos que brote con fuerza y no de ningún susto más.

Ficus defoliado completamente.
Os invito a todos a comenzar esta hermosa iniciativa y difundirlo, porque merece la pena, de verdad. Por lo demás no dudéis en comentar, dar a conocer vuestra opinión, críticas, sugerencias y demás, todo comentario será agradecido.

domingo, 16 de marzo de 2014

Un regalito y un mundo aparte - Kusamono (planta de acento)

     Mi amiga Beti del Bonsai Center Sopelana por participar en su blog me dio un regalito, el cual daba a todos los que participasen en un intervalo de un mes a partir desde la publicación de la entrada en la que lo comentaba. Este regalito se trataba nada más y nada menos que de un kusamono o planta de acento. Desde aquí se lo agradezco de corazón y os invito a todos a pasaros por allí (encontraréis información en el enlace que os he dejado) y os dejéis cautivar por la gran colección de bonsais que tiene, por los conocimientos que siempre esta dispuesta a compartir y la amabilidad con la que trata a todos sus clientes.

Juncus efussus, Juncus, carnívora Dionaea, Gaultheria procumbens
y pequeñas plantas de regalo, saliendo de semilla en el musgo, en la parte posterior.
Crédito: Kusamono Bonsai


     Volviendo al tema del kusamono o planta de acento...¿qué es? Un kusamono o planta de acento es un complemento del bonsai en las exposiciones, aunque se pueden encontrar exposiciones dedicadas solo a esto, el cual siempre busca crear contraste para realzar la belleza del bonsai. Para conseguir eso hay unas cuantas "normas", es por eso que si acompañamos un bonsai con flor el kusamono no debe llevar flores y viceversa, entre otras. Podríamos resumirlo como...plantas, generalmente musgo, líquenes, helechos o otras plantas con pequeñas flores o frutos, en macetas pequeña, troncos, lajas u otros (os aconsejo que visitéis el blog de María Rosa Bonet Kusamono Bonsai donde, entre otras cosas, encontraréis bastante fotos como las iniciales de este artículo)

Tronco vertical de 40 cm. de altura. La plantación del Sedum palmeri, está hecha con Keto.
Crédito: Kusamono Bonsai
     El sustrato más utilizado para el kusamono es el keto, aunque se puede utilizar cualquier otro que reuna las condiciones necesarias para mantener la especie de planta que queramos poner. El keto es un sustrato que se puede encontrar de manera forma natural en algunos parajes de Japón, su textura es compacta de color negro, se asimila en cierta medida a una arcilla negra o turba negra.

Preparando la composición sobre keto.
Crédito: Kusamono Bonsai
     Dejando de lado la "introducción" al mundo de las plantas de acento o kusamonos, os presento mi primer kusamono, por cortesía de Beti del Bonsai Center Sopelana:



     Cualquier consejo o recomendación en lo que respecta a este mundillo se agradece, ya que hasta que no he tenido este detalle nunca me lo había planteado, así que comentad, comentad, sugerid...etc y gracias por pasaros por el blog.

martes, 18 de febrero de 2014

Trasplantando un Ficus Microcarpa Ginseng

¡AVISO!

     Antes de nada, recordar que este ficus es el resultado de la unión de dos especies de ficus distintas mediante acodo, cosa que se puede observar perfectamente donde nacen las ramas del tronco, ya que ese tronco o raíces "jamoneras" (por la forma de jamón que tienen) pertenecen a una especie y las ramas pertenecen a otra especie. Estas raíces son antiestéticas y no dan pie a trabajar el árbol correctamente es por lo que YO, y generalmente muchos aficionados al bonsai, no lo considero un bonsai propiamente dicho. En las tiendas lo etiquetan como bonsai, pero al igual que "los bonsais de interior" es una trampa comercial, en mi caso se trata de un regalo, para los novatos o inexpertos en la materia. 

     A raíz de esto he decidido tratarlo, más o menos como un bonsai más ya que me servirá para sacar esquejes de sus ramas (que pertenecen al tan conocido Ficus retusa) y para practicar con el alambre, poda, pinzado...etc.

TRASPLANTE


El Ficus Microcarpa Ginseng y algunos materiales para realizar el trasplante
     Antes de proceder al trasplante en si, tenemos que tener todos los materiales para los trasplantes listos. A su veces tenemos que tamizar el sustrato, en este caso akadama, ya que se descompone por los golpes o por el paso de tiempo y genera polvo o granos muy pequeños que son perjudiciales para las raíces, obstruyen los poros de estas y acaban matándolas, o merma la utilidad de los agujeros de drenaje de nuestras macetas.

     Nota: Se venden cedazos y demás complementos para tamizar los sustratos, yo utilizo un colador de agujeros pequeños para eliminar el polvillo ya que el sustrato diminuto se puede eliminar tirando lo que queda en la parte baja del colador una vez que empecemos a vaciar este.

Saco de akadama y colador.

Polvo que ha salido al tamizar el sustrato con el colador.
     Una vez que tenemos todo preparado, sacamos el arbolito de su maceta y le quitamos el sustrato que trae ya que las plantas en general, y sobre todo bonsais, que venden en grandes superficies traen un sustrato malísimo que deriva en una podredumbre de raíces que acaba matando al árbol.
Llegamos al amasijo de raíces y limpiarlo con las manos se complica un poco más.

     Quitaremos la mayor cantidad posible con las manos y cuando estemos llegando al amasijo de raíces donde es más complicado y el sustrato, generalmente, se encuentra más apelmazado utilizaremos un rastrillo de raíces para peinar estas. Para facilitar este trabajo y quitar mejor el sustrato viejo, nos ayudaremos de una manguera o del grifo para empapar las raíces y ablandar así el sustrato viejo.

     Nota: En el caso de no disponer de un rastrillo de raíces podemos fabricar uno fácilmente doblando un poco un tenedor.

Raíces sin sustrato, peinadas y lavadas con agua  (sin podar).

Raíces sin sustrato, peinadas y lavadas con agua  (sin podar).
     Cogemos la maceta en la que lo vamos a trasplantar, en este caso se trata de la misma maceta ya que lo que se buscaba era organizar las raíces y colocar un sustrato de calidad. Colocamos el alambre a traves de los agujeros de drenaje, colocaremos tanto como nos parezca necesario, para sujetar después el arbolito a la maceta y colocamos las rejillas. Estas rejillas sirven para que no entren insectos por los agujeros de drenaje y evitar que se salga el sustrato o que este mismo tapone los agujeros de drenaje haciendo inútil su existencia.
     Nota:  Recordad el artículo  ¿Cómo hacer nuestras propias rejillas para los agujeros de drenaje?, si no sabéis como hacerlas
Maceta inicial con las rejillas y el alambre que sujetará el arbolito.
     En este caso los agujeros de drenaje son demasiado pequeños como para sujetar las rejillas con alambre, si tenéis alambre de bajo calibre podéis utilizarlo, así que dejaremos caer suavemente el sustrato sobre las rejillas para evitar así que estas se muevan o se descoloquen. Una vez que tengamos una capa de sustrato podemos empezar a rellenar sin prestar tanto cuidado en que se muevan o no las rejillas.

Base de akadama cubriendo los agujeros de drenaje.
     Dependiendo de que altura queramos para el arbolito o donde se encuentra el nebari de este, rellenaremos más o menos hasta colocar el arbolito.
   
     Una vez que tengamos definida la posición del árbol, lo ajustamos agarrando bien con el alambre el tronco/raíces del arbolito. El objetivo es evitar el movimiento del tronco cada vez que movamos la maceta o le de una ráfaga fuerte de viento, facilitando así la aparición de las raíces del árbol y su recuperación.

     Cuando ya tengamos el arbolito bien sujeto, la regla dice que si agarramos el tronco del bonsai y lo levantamos la maceta no tendría que caerse, en el caso de que se caiga estará mal sujeto, rellenaremos el resto de la maceta con sustrato hasta que quede todo bien cubierto.

Ficus Microcarpa Ginseng recién trasplantado.
     Después de esto solo nos faltaría, en este caso, podar las ramas y empezar a darle la forma y estilo que nos interesa. Recordad que la cantidad de raíces y de hojas tiene que ser proporcional, si la diferencia es muy grande el arbolito no responderá como debe hacerlo, pudiendo llegar a morir.

     Con la intención de que resulte más claro, adjunto este vídeo (es complementario al artículo ya que no tiene audio, estoy buscando una "musiquilla" para complementar y que no sea tan monótono...) en el que, me parece que resulta más claro o al menos, sirve de ayuda para disipar algunas dudas que puedan aparecer a lo largo del artículo, de lo contrario comentadlas y serán resueltas lo antes posible.


lunes, 10 de febrero de 2014

Los mitos más comunes en los referente al mundo del bonsai.

Bonsai representando la casa de Bilbo, "El señor de los anillos"
Crédito: Bonsai Empire
     El fascinante mundo del bonsai, como tantos otros, trae consigo una serie de mitos que muchas veces aleja a la gente de él o, simplemente, hace que se hable mal de él y por consiguiente se tenga una mala idea de lo que en realidad es este maravilloso mundo. Es por eso que aquí pongo una pequeña lista de los más frecuentes para conseguir así, en la medida de lo posible, que haya más gente enganchada al bonsai, ayudar a los nuevos para que no les timen y conseguir limpiar el nombre de este arte milenario.

Manzano con mini manzanas. Crédito: Bonsai Empire


  • Los bonsais NO crecen a partir de semillas especiales. Los bonsais son árboles en miniatura, su propio nombre "bon" (bandeja) + "sai" (naturaleza), deja claro que lo que se busca es cultivar "naturaleza" en una "bandeja", por lo que el tamaño de los frutos y por tanto el de las semillas será de mucho menor tamaño que el de un árbol que podamos encontrar en un monte.
Arce bonsai. Crédito: Decorando y renovando
  • Un bonsai NO es cuestión de meses, un bonsai requiere mucha paciencia y trabajo, pero sobre todo paciencia. Muchas veces lo que se piensa es que podemos conseguir un majestuoso ejemplar, como los que vemos en libros o revistas, en poco tiempo. Eso es totalmente FALSO, en el mundo del bonsai se deja de pensar en días y semanas, incluso en meses, y se pasa a pensar en años, por lo que la paciencia es algo muy importante. Hay que saber que hacer y cuando hacerlo para que no acabemos matando a nuestros bonsai.
Bonsai estilo "bosque". Crédito: Todo Bonsai
  • Los bonsais son seres vivos, por lo que si realizamos cualquier trabajo de mala manera, o dejamos que el bonsai llegue a recuperarse de otros trabajos que le hayamos realizado, acabará muriendo.
Bonsai de tamaño considerable. Crédito: Bunjin Bonsai N&O
  • Los bonsais son árboles que SI crecen, pero en lugar de hacerlo de manera lineal, lo hacen en volumen y mediante trabajos como la poda, alambrado, pinzado, trasplantes, abonado...etc se consigue que el árbol sea como sería en la naturaleza, pero a tamaño reducido. El ejemplo más claro es el de una especie de árbol que se en cuenta en dos lugares diferentes, y en uno de ellos es mucho más alto que en el otro, porque el árbol no ha podido desarrollar tanto las raíces por falta de espacio. El árbol en ese caso no sufre, se adapta al entorno, se acomoda.
Bonsai alambrado para darle forma. Crédito: Mis bonsais y mis aficiones.
  • El alambre NO aprisiona, NO maltrata y NO daña al bonsai. Muchas veces se piensa que al alambrar un bonsai y dar forma obligando a sus ramas a conseguir una forma determinada daña al árbol, eso es falso, el bonsai solo es dañado en el caso en el que la persona que realice el alambrado no tenga mucha destreza y deje marcas en la madera. Debemos recordar que estamos reduciendo el tamaño de un árbol que podemos encontrar en un monte a algo que podemos tener en nuestra ventana y que presente una apariencia casi idéntica. La naturaleza, muy sabia, consigue el determinadas ramas tengan una forma u otra, permitiendo así, por ejemplo, una mayor captación de luz. Las distintas normas que hay para decidir que ramas se pueden podar en un bonsai y cuales no, se rigen bajo lo que observamos en la naturaleza, pero al realizarse en un tamaño menor, tenemos que ayudar a que se consiga el efecto que se conseguiría en plena naturaleza.
Bonsai con abono orgánico. Crédito: El bonsai y yo.
  • El abono es NO es un dopaje. En la naturaleza las raíces y las ramas guardan una estrecha relación de proporcionalidad, por lo que podemos hacernos de la cantidad de raíces que se encuentras bajo tierra. Estas raíces absorben una gran cantidad de nutrientes ya que cubren grandes extensiones de tierra, el bonsai se encuentra en una pequeña maceta, en su gran mayoría con sustratos que no aportan casi nutrientes al árbol ya que el sustrato normal aplasta las delicadas raíces del bonsai, que no son igual de resistentes que las de un árbol en plena naturaleza, por lo que se le deben aportarlos nutrientes que no puede conseguir por su cuenta. Dichos nutrientes se dan mediante el abonado.
Regando abundantemente un bonsai. Crédito: Como cuidar un bonsai.
  • Los bonsais SI requieren agua. El echo de que sea un árbol en una maceta pequeña, no quiere decir que necesite una menor cantidad de agua, todo lo contrario. Un bonsai hay que regarlo cada vez que se vea el sustrato seco, como regla general, hasta que salga el agua por los agujeros de drenaje.
Un "bonsai de interior" en el interior con estado lamentable.
Crédito: Infojardín.
  • La más habitual, al menos en mi opinión, NO EXISTEN LOS BONSAIS DE INTERIOR. Casi todos empezamos con un "bonsai de interior" que encontramos en una gran superficie, pero por algo lo encontramos ahí. Es una estafa, un engaño, como hemos dicho antes los bonsais son ÁRBOLES en miniatura, y los árboles se encuentran en el exterior, por lo que el término "bonsai de interior" no es más que una estrategia comercial. 
     Espero que esto sirva de ayuda a más de uno, y si está pensando en meterse en este fascinante mundo y hay algo que le intentan vender que le huele raro, que no lo dude ni un segundo y pregunte, ya sea aquí, en otros blogs o foros. No hay excusa, ha día de hoy y gracias a internet, tenemos mucha información al alcance de nuestra mano, solo hay que saber cual hay que usar.