miércoles, 2 de julio de 2014

Mi nuevo Kit "Bonsai Zero Ginkgo Biloba"

Logo del Kit Bonsai Zero Ginkgo Biloba.
Crédito: escueladebonsaionline.com/tienda
     Vuelvo con otro artículo sobre "Bonsai Zero", la maravillosa iniciativa de David Cortizas (más información en el artículo de este mismo blog Yo me sumo al fenómeno "Bonsai Zero"). Me resulta inevitable caer rendido a sus pies y más aun teniendo en cuenta que se trata , nada más y nada menos, que del maravilloso Ginkgo Biloba, el árbol eterno. Es por eso que llevo esperando mucho tiempo, desde que oí por primera vez que saldría un Kit Bonsai Zero Ginkgo Biloba", y en cuanto supe que estaba fuí corriendo al ordenador  a hacer mi pedido y hoy mismo, hace no mucho, ha llegado mi ansiado y amado "Kit Bonsai Zero Ginkgo Biloba", el cual lleva: colador, 4 bolas de abono Kioryoku, sustrato compuesto por 70% akadama y 30% kiryuzuna y como no, nuestro Ginkgo Biloba. Destacar que en esta ocasión el Kit no incluye alambre porque el Ginkgo Biloba no se alambra.

     Desde el primer momento que descubrí a David Cortizas (gracias a su canal de Youtube) y por lo tanto descubrí "Bonsai Zero", lo único que puedo hacer es darle las gracias y sumarme a sus iniciativas. Destacar que David Cortizas no me paga, ni nada por el estilo, para publicitarle, pero si alguien es bueno y con ideas tan interesantes e innovadoras como es "Bonsai Zero", la gente habla bien de él y de sus productos, y la idea de partir de un bonsai comercial, con la ayuda de sus vídeos y la ayuda de todos las demás personas que se suman a él, para conseguir un buen bonsai, se lleva la palma. Es por eso que con iniciativas como esta David Cortizas tiene todo mi apoyo, es por eso que intento estar al día de todas las novedades de su tienda, teniendo en cuenta que la mayoría de los productos tienen un precio más que asequible, y de su canal de Youtube.

Llegada de mi "Bonsai Zero Ginkgo Biloba"

     Lo cierto es que tampoco hay ninguna sorpresa cuando llega el paquete a casa, ya que gracias sus vídeos, en concreto Bonsai Zero GINKGO BILOBA, sabemos de antemano que viene en su interior y como viene, pero lo que nadie puede quitar son las ganas de tenerlo en nuestras casas.

Kit "Bonsai Zero Ginkgo Biloba"
Nuestro Ginkgo Biloba fuera de su envoltorio.
Raíces protegidas con un papel absorbente muy húmedo.
     David se toma la molestia de enviárnoslo sin hojas, provocando así una parada en el crecimiento del árbol, para que cuando lo tengamos ya trasplantado y ubicado, brote por primera vez prácticamente aclimatado al 100% a su nuevo clima.
Ápice de nuestro Ginkgo Biloba
    El procedimiento para el trasplante es el mismo de siempre. Comenzamos tamizando el sustrato para eliminar la mayor cantidad de polvo posible. Cuando creamos que el sustrato ya está bien tamizado, comenzamos a rellenar el colador con el sustrato y cuando hallamos rellenado más o menos la mitad procederemos a colocar nuestro Ginkgo Biloba, pero antes de ello debemos eliminar una pequeña raíz pivotante que traen (en algunos casos será más grande que en otros), ya que sino esta raíz acabará dando vueltas por el fondo de la maceta sin aportar nada a nuestro árbol y ocupando parte del sustrato a otras raíces que si nos benefician.
Sustrato tamizado junto con su colador medio lleno de sustrato.
Raíces del Ginkgo Biloba y su "pequeña" raíz pivotante.
Eliminamos sin miedo la raíz pivotante,
las demás las iremos podando y formando más adelante.
     Una vez que hallamos eliminado dicha raíz, colocaremos nuestro Ginkgo Biloba un poco inclinado, consiguiendo de esta manera una mayor sujeción al sustrato ya que, en este caso, nuestro arbolito no se encuentra anclado a nada y así conseguimos minimizar cualquier tipo de movimiento que pueda romper las finas y frágiles raíces nuevas que vayan saliendo poco a poco.
Nuestro "Bonsai Zero Ginkgo Biloba" trasplantado.
Ligera inclinación para darle movimiento.
     Por último, cuando hallamos colocado el árbol y comprobemos que está bien sujeto y que no se nos cae procederemos a regarlo abundantemente. Hay que recordar que como el sustrato no ha sido utilizado y por mucho que lo tamicemos siempre traerá polvo, por eso regaremos hasta que el agua salga abundantemente y LIMPIA. Al principio el agua saldrá muy sucia, debido a los restos de polvo mencionados anteriormente, es por eso que debemos seguir echando agua hasta que salga trasparente o lo más limpia posible.
"Bonsai Zero Ginkgo Biloba"
(menor inclinación que en un principio)  regado y ubicado.
     Con esto ya tendremos terminado el primer trabajo de nuestro Ginkgo Biloba y solo toca esperar a que empiece a brotar. Hay que mencionar que el Ginkgo Biloba es de crecimiento lento, y como todo en el bonsai, requiere mucha paciencia. Os invito a todos a comenzar esta hermosa iniciativa, porque merece la pena, de verdad, y cuando tengáis vuestro "Bonsai Zero" darlo a conocer en los comentarios, ya que todos nosotros nos podemos ayudar a conseguir un buen bonsai partiendo de un asequible "Bonsai Zero". Por lo demás no dudéis en comentar, dar a conocer vuestra opinión, críticas, sugerencias y demás, todo comentario será agradecido.